Inicio / Institucional / Patrimonio / Museo de la Diplomacia Argentina

Exhibiciones

La vida diplomática en el siglo XIX y principios del XX

Las piezas exhibidas muestran elementos cotidianos y protocolares de la vida diplomática en el siglo XIX y principios del siglo XX.  Los objetos nos permiten observar los cambios que se han dado en el protocolo, los usos y costumbres de la diplomacia.

El elemento principal para un diplomático del siglo XIX

Traje diplomático obligatorio para el ejercicio de las funciones.
En Argentina se comenzaron a utilizar en 1844 durante el gobierno de Rosas, era el mismo diseño que el expuesto, sólo que aquel llevaba la divisa punzó bordada en oro sobre la casaca.
En 1884 el Presidente Roca estableció su uso por decreto, equiparando las jerarquías diplomáticas con los rangos del ejército.

Viajando al extranjero para representar a nuestro país

Baúles  utilizados para el transporte de equipaje, originales de la marca Louis Vuitton, 1890 y 1910. Adquiridos en la casa del escocés James Smart que se encontraba en la calle Florida y era uno de los pocos lugares del mundo donde se vendían estos baúles.
Pertenecieron a la familia del diplomático Jacinto Villegas (1819-1896) nombrado por el Canciller Victorino de La Plaza como cónsul y ministro plenipotenciario en Uruguay, Imperio del Brasil y  Perú. Su labor es considerada como un antecedente de la firma del Tratado de Asunción, que más de un siglo después, formalizaría al Mercosur.

El ejercicio de funciones

Fotografía de diplomáticos viajando en carruaje y vistiendo traje de gala circa 1930, de esta manera solían viajar para hacer entrega de sus cartas credenciales y en algunos países aún se conserva esta tradición.

Fotografía dela reunión de Embajadores y Ministros Plenipotenciarios de 1955 en el Palacio San Martín, en el centro se puede observar a Alfredo Palacios, político socialista que fue Embajador en Uruguay.

Libretas de los años ’40 y ’50 respectivamente, que se utilizaban como identificación personal de los funcionarios diplomáticos, nacionales y extranjeros. Con la presentación de este documento tenían el derecho a ser asistidos por la fuerza policial, libre tránsito en el puerto y uso del correo.

Los albores de la Cancillería Argentina

La muestra exhibe elementos que rememoran el accionar diplomático argentino del último siglo, haciendo hincapié en los hitos históricos de mayor importancia para nuestra política exterior, tales como la participación en la Sociedad de Naciones y la Conferencia Panamericana para la Paz.

Los objetos que se observan son antecesores de las herramientas utilizadas en la actualidad para la gestión y administración en la Cancillería y otros órganos de la administración pública.

Al tiempo que nos indican las características del sistema internacional del momento en que fueron utilizados. La Belle Époque, el período de entreguerras, la Guerra del Chaco y la Guerra Fría.

Belle Époque
Máquina de escribir "Hammond" de 1910, que contaba con un teclado semicircular en la que los tipos eran intercambiables, por lo cual podía adaptarse a las especificidades de las variaciones lingüísticas. Esta máquina era de uso común en la Cancillería dado que podían elaborarse documentos en distintos idiomas.

Entreguerras
Fotografía de la Reunión de la Sociedad de Naciones en 1936, donde participó el Canciller Ruiz Güinazú.
Chapa diplomática utilizada en la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz, propuesta por Franklin Roosevelt, que tuvo lugar en Buenos Aires en 1936.

Guerra Fría
Valija diplomática de 1950, que transportaba la documentación entre la Cancillería y las Representaciones en el exterior. Su característica principal es la inviolabilidad, ya que no puede ser abierta ni retenida.
Máquinas cifradoras CD-57 Hagelin de 1950, de cifrado mecánico, que permitía encriptar  información.

El arte de los obsequios de cortesía

La práctica de otorgar obsequios por costumbre diplomática se ha observado a lo largo de la historia, los funcionarios y delegados que visitaban países extranjeros llevaban consigo regalos para entregar a los altos mandatarios. Desde China hasta Europa e incluso los pueblos originarios llevaban a cabo esta práctica al relacionarse con otras naciones.

En la actualidad la entrega de obsequios continúa vigente en el ámbito diplomático, con el fin de mostrar respeto y generar un acercamiento, e incluso como un símbolo de amistad entre Estados.  La acción de entregar un obsequio establece una reciprocidad entre las partes, aquel que recibió un presente deberá responderle a su contraparte de la misma manera.
Los obsequios de cortesía suelen ser representativos del país de origen, ya que brindan una oportunidad para que los Estados muestren su historia, cultura y economía a través de un objeto.

El Museo de la Diplomacia cuenta con una exposición de objetos de cortesía que fueron entregados a representantes de la República Argentina.
La diversidad de objetos expresan la diversidad cultural de las naciones con las cuales Argentina posee relaciones diplomáticas.

La Cancillería y la demarcación de los límites internacionales

A través de esta exhibición se da a conocer la historia de las campañas de demarcación impulsadas por el gobierno argentino a fines de siglo XIX y la importancia del rol de la diplomacia para el establecimiento y control de los límites internacionales.

Se pueden apreciar instrumentos geodésicos utilizados durante las campañas de demarcación que forman parte de la colección del Museo; publicaciones realizadas con la información recopilada por las Comisiones Mixtas pertenecientes a la Biblioteca del ISEN y la CONALI, y fotografías de los negativos en vidrio tomados durante las exploraciones, que forman parte del acervo del Archivo Histórico de la Cancillería.