Inicio / Noticias / Comunicados

TAIANA, JUNTO AL CUERPO DIPLOMÁTICO ARGENTINO, HOMENAJEÓ AYER A LEOPOLDO TETTAMANTI

Viernes 13 Noviembre 2009
Información para la Prensa N°: 
328/09

“Me siento muy orgulloso de estar hoy aquí, de que tengamos personas como Leopoldo Tettamanti para que sean ejemplo de las nuevas generaciones de diplomáticos argentinos que encontrarán en el un modelo de vida, de compromiso y de responsabilidad profesional”, dijo ayer por la tarde el canciller Jorge Taiana al presidir la ceremonia de homenaje al Embajador Leopoldo Tettamanti.

Durante el evento, del cual participó el cuerpo diplomático de la Cancillería y familiares del homenajeado, Aurora Alzueta de Tettamanti, su esposa, descubrió una placa en la Plaza Seca del Ministerio que recuerda al Embajador como el “Impulsor de la moderna diplomacia económica y comercial de la Argentina”.

Tettamanti nació el 12 de octubre de 1926. Cursó estudios de Abogacía y obtuvo un Doctorado en Derecho y Ciencias Sociales en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En sus 30 años de carrera en el servicio exterior ocupó diversos cargos, contribuyó de manera decisiva a la creación del servicio exterior y, luego de cumplir funciones en el Ministerio de Economía, impulsó la especialización en promoción económica en la Cancillería.

Como negociador firme en la defensa del interés nacional, cumplió roles destacados en el acuerdo con el Grupo Andino, la participación de la Argentina en nuevos mercados –como la apertura de los mercados del Este–, representando a nuestro país en Ginebra y la impronta que dejó en las negociaciones de la Ronda de Uruguay.

“Tuvo muchos y muy diversos cargos en la carrera y también de relevancia política –explicó Taiana–. Fue Subsecretario apenas retornada la democracia en 1973 en este Ministerio, luego pasó a colaborar en el Ministerio de Economía, donde todos sabemos muy bien la obra que hizo y cómo organizó el servicio económico. Fue un creador de la visión de que la Cancillería tiene que tener una formación económica.”

“Quiero además recordar su compromiso político por una Argentina democrática, por una Argentina con justicia, en paz y que se integrara al mundo de una manera activa, con una voluntad clara de defensa del interés nacional”, dijo ayer el Canciller argentino y agregó: “Si uno mira la carrera de Leopoldo Tettamanti –yo era menor que él, pero también le decía ‘Polo’– ve un compromiso con la defensa interés nacional y de la participación democrática y popular, que no se ha dado en todas circunstancias y figuras destacadas de la Argentina”.

El jefe de la diplomacia dijo que “no sólo fue un negociador y un creador de la visión de que la Cancillería tiene que tener una formación económica” y recordó asimismo el “compromiso político” de Tettamanti “por una Argentina democrática, por una Argentina con justicia, en paz y que se integrara al mundo de una manera activa y defendiendo siempre el interés nacional”.

“Nos dejó un gran ejemplo de dignidad, como aquella recordada renuncia que él hizo al Servicio Exterior cuando enfrentó y no aceptó las condiciones que imponía la dictadura” dijo Taiana, quien explicó que, si bien volvió a la Cancillería al retornar la democracia, “a pesar de que la Corte Suprema –incluso aún en el período dictatorial reconoció que él había renunciado y por tanto no correspondía que estuviera exonerado como pretendían las autoridades de la época, nunca volvió al servicio activo”.

Por su parte, Aurora Alzueta de Tettamanti, expresó: “Quiero agradecer este homenaje a mi marido, en especial al canciller Jorge Taiana, lo que demuestra la vigencia de la memoria de Polo. Este es el primer homenaje que el Ministerio decide hacer en reconocimiento de su trayectoria.”

“Polo fue un apasionado de la Argentina y la defendió siempre sin temor y con total apego a sus sólidos principios. Nunca claudicó y no dudó en defenderlos hasta sus últimas consecuencias. Como todos saben, siempre hizo pública sus creencias políticas, las que abrazó activamente en el retorno a la democracia a inicios de los años setenta. Ambos integramos la delegación que acompañó a Perón en su retorno al país en 1972. No dudó en renunciar a 30 años de carrera el julio de 1976 en total oposición al gobierno militar. Seguirían ocho años de exilio, entre Caracas, Lima y Montevideo en años tristes y dolorosos para todos”, manifestó la esposa del Embajador Tettamanti.

“En 1983 volvimos a la Argentina. Polo volvía a cumplir funciones en este Ministerio pero no como Embajador de carrera, ya que no aceptó su reincorporación. Presidió la comisión de reincorporación de todos sus colegas que habían sido cesanteados, sin prescripciones de ninguna clase. Fue uno de los fundadores del ISEN y uno de los principales defensores de la consolidación del Servicio Exterior y posteriormente de la fusión con el Servicio de Comercio Exterior”, concluyó.

Información para la prensa Nº 328/09
Dirección de Prensa de Cancillería: 4819-7375-8296-7388
www.cancilleria.gob.ar

Contenidos relacionados