Segunda etapa de la iniciativa humanitaria para identificar a los soldados argentinos caídos en Malvinas

El Ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, y el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, junto a familiares de caídos y excombatientes de Malvinas, acompañaron desde Bs As el acuerdo que se firmó en la sede de la Cruz Roja Internacional en Ginebra, que da inicio a la segunda fase de la acción humanitaria que avanzará con la identificación de los soldados argentinos caídos en las islas.

Con la misma perspectiva humanitaria que tuvo la primera fase iniciada en 2012, los acuerdos firmados el 18 de marzo pasado, buscan llegar a la identificación de los restos de los soldados que descansan en la tumba múltiple C1 10 en el Cementerio de Darwin en las Islas Malvinas.

El Ministro de Relaciones Exteriores manifestó sentirse “muy orgulloso de este trabajo”. “Esa tierra es tierra sagrada y esa palabra tal vez expresa hasta dónde se eleva el significado de recuperar años después la identidad de quienes entregaron la vida. Lo que están haciendo hoy el Presidente, el Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes trabajan en Ginebra y la Cruz Roja, es un hecho sagrado”. 

“Los esfuerzos son muy grandes y necesitamos que se complete la tarea porque si bien la paz de las familias nunca es completa, es importante que no se sientan solos y que puedan identificar a los soldados”, dijo el canciller y agregó que “Vamos a seguir peleando por nuestros derechos de soberanía sobre las islas en paz, en los términos que establecen las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Por su parte, Filmus destacó que este proyecto humanitario “es una política de Estado que mantuvo la Argentina desde 2012, que trasciende gobiernos y que ya permitió, después de muchos años de espera, que 115 familias puedan identificar y homenajear a sus seres queridos que dieron la vida por recuperar el ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas".

Los acuerdos fueron firmados en la sede del CICR por el Embajador argentino ante los Organismos Internacionales en Ginebra, Federico Villegas, su par británico y el Presidente del CICR  Peter Maurer. Allí también Argentina, el Reino y el Comité Internacional de la Cruz Roja establecieron un nuevo Plan de Proyecto Humanitario con el marco legal y todos los detalles técnicos de las tareas forenses que serán requeridas.

Se estima que las labores de identificación en la tumba múltiple C1 10 en el Cementerio de Darwin comenzarán en el mes de agosto. Esta tumba había sido excluida del ámbito de aplicación del Plan de Proyecto Humanitario llevado a cabo en 2017 por no tratarse de una tumba anónima. La placa colocada en 2004 consignaba el nombre del 1er Alférez de la Gendarmería Nacional Julio Ricardo Sánchez, así como de los soldados de la Fuerza Aérea Héctor Aguirre, Luis Sevilla y Mario Luna. 

Tras recabar muestras de ADN de los familiares de los tres soldados, se comprobó, en el año 2018, que sus restos se encontraban en realidad en tres tumbas individuales, que permanecían con la nomenclatura “Soldado Argentino solo conocido por Dios”. En atención a ello se evidenció la necesidad de esclarecer la identidad de los restos sepultados en la tumba C1 10.

Este acontecimiento representa la continuidad de una política que tiene como antecedente las tareas impulsadas por el Gobierno Nacional en 2012, cuando solicitó la colaboración del Comité de la Cruz Roja Internacional (CICR) para lograr la identificación de 122 tumbas de soldados argentinos sepultados en el Cementerio de Darwin y conformó una mesa de trabajo integrada por la Cancillería, el Ministerio de Justicia, el Equipo Argentino de Antropología Forense, la Escribanía General de Gobierno y el Ministerio de Desarrollo Social. La primera iniciativa humanitaria concluyó con éxito. Se identificaron 115 soldados, dando así respuesta a numerosas familias que ansiaban conocer el lugar de descanso exacto de sus seres queridos. 

Galería: 

Contenidos relacionados