Se reactiva la zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur

En el marco de la 94° sesión plenaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas se adoptó una nueva resolución que revitaliza la “Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur” (ZPCAS) , cuya última resolución databa del año 2015.

 

En esta nueva resolución emitida el 29 de julio pasado se destaca, entre otras cuestiones, la función de la ZPCAS como foro para que aumenten la interacción, la coordinación y la cooperación entre sus Estados miembros.

La ZPCAS fue establecida en 1986 a través de la Resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y constituye un foro de vinculación entre Sudamérica y África que nuclea a 24 Estados ribereños del Atlántico Sur. Además, es una plataforma donde la Argentina continuamente reafirma sus derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. En este foro habitualmente se condena la presencia militar británica en el Atlántico Sur y se reafirma la importancia de no permitir la presencia de armas nucleares en dicha zona.

El Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, destacó que la “recuperación de la actividad de la ZPCAS, después de varios años en los que no había presentado resoluciones a la Asamblea General de la ONU, es una muestra del interés de los países latinoamericanos y africanos que la integran por preservar la región de los intereses de las grandes potencias y mantenerla como zona de paz y cooperación”.

La Argentina ha trabajado junto a Brasil y Uruguay para relanzar esta iniciativa, que significa un espacio amplio de cooperación, no sólo en temas vinculados a seguridad y la defensa, sino también a otras cuestiones como la exploración y mapeo de los fondos marinos e investigación oceanográfica, cooperación en temas medioambientales, protección y conservación del medio marino y de los recursos vivos e investigación científica marina , entre otros.

“La Argentina jugó un importante rol en mantener viva esta agrupación y planteó que, en el contexto de las resoluciones de la ONU, uno de sus objetivos principales es terminar con el colonialismo en el Atlántico sur”, agregó Filmus.

El Gobierno argentino realizó una intervención en las Naciones Unidas en la que destacó la concepción del Atlántico Sur como un espacio geoestratégico, la importancia de sus incalculables recursos naturales para el desarrollo sostenible y la cooperación de los países atlánticos de América Latina y los miembros africanos de la ZPCAS . Asimismo, Argentina subrayó la relevancia del Atlántico Sur como eje central para entender el cambio climático a nivel global.

También se resaltó el relanzamiento en 2020 de Pampa Azul en la Argentina, como iniciativa estratégica multidisciplinaria dirigida a promover el conocimiento científico como base indispensable para las decisiones en materia de política oceánica .

Por otra parte, se señaló que en la Declaración de Montevideo adoptada en 2013, en el marco de la Séptima Reunión Ministerial de la Zona, quedó reflejada la confluencia de visiones entre los miembros respecto de cuestiones que no dejan de ser extremadamente delicadas, como la necesidad de continuar bregando para poner fin, rápida e incondicionalmente, al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones. En dicha oportunidad, los miembros de la Zona habían expresado su preocupación por la continuación de situaciones que afectan negativamente la soberanía y la integridad territorial de algunos Estados miembros de la Zona, tal es el caso de la Cuestión de las Islas Malvinas, que afecta la integridad territorial de la Argentina.

En ese marco, se destacó los esfuerzos en la promoción del principio de la resolución de controversias siempre por medios pacíficos y la búsqueda de soluciones negociadas a los conflictos territoriales que las afectan, de conformidad con el derecho internacional, especialmente la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones de la Asamblea General y su Comité Especial de Descolonización.

Por último, se remarcó la importancia del estatus conferido a la Zona como una zona no sólo de paz y cooperación, sino como una zona libre de armas nucleares , un esfuerzo que se inscribe en el ideario de paz y seguridad que dio nacimiento a las propias Naciones Unidas, e incluso en diversas organizaciones regionales y subregionales a las cuales pertenecen los Estados de la Zona. Es por ello que la Argentina consideró necesario recordar, en ese marco, la Resolución 41/11 que exhorta a todos los Estados de todas las demás regiones, en especial a los Estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la Región del Atlántico Sur como Zona de Paz y Cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar en la región y la no introducción de armas nucleares o de otras armas de destrucción masiva.

 

Galería: 

Contenidos relacionados