Inicio / Actualidad / Comunicados

Encuentro previo para la Tercera Reunión del Foro Empresarial Mercosur-UE

Martes 1 de Agosto de 2000

 

Lo acompañará

el Canciller Adalberto Rodríguez Giavarini

 

 

El

Presidente De la Rúa asistirá mañana 

a

un almuerzo con empresarios del Mercosur

El Presidente

Fernando De la Rúa asistirá mañana a un almuerzo organizado

por el Foro Empresarial Mercosur-UE, en el que se anticiparán los

temas para el encuentro internacional que se realizará entre el

21 y el 22 de septiembre próximo en Buenos Aires. El Canciller Adalberto

Rodríguez Giavarini, que acompañará al primer mandatario, 

manifestó que el cónclave será una ocasión

propicia para intensificar lazos con la UE y para recordar la necesidad

de una mayor equidad en el comercio internacional, en especial en el caso

de los subsidios agrícolas que distorsionan el mercado.

 

El almuerzo, que

se llevará a cabo en el salón de actos de la Bolsa de Comercio,

fue promovido por el Capítulo Argentino de la organización 

y es un paso previo a la tercera Reunión del Foro Empresarial Mercosur-Unión

Europea, que se realizará en septiembre con la participación

de representantes de la primera línea de los gobiernos de los países

miembros del Mercosur más Bolivia y Chile, funcionarios del Parlamento

Europeo y de los organismos financieros internacionales. 

Al cónclave

de mañana, también asistirán el Vicecanciller argentino,

Horacio Chighizola, los representantes diplomáticos del Mercado

Común y de la Unión Europea acreditados en Buenos Aires,

los empresarios argentinos involucrados en el “Mercosur-European Union

Business Forum” (MBEF) y ejecutivos brasileños y uruguayos.

Sin distorsiones

en los mercados

En este sentido,

Rodríguez Giavarini remarcó que el encuentro “servirá

para preparar la agenda que se desarrollará en septiembre en Buenos

Aires y esperamos que, además, sea un puente de unión entre

la UE y el Mercosur, ya que tenemos una historia común.” 

Además, el

titular del Palacio San Martín enfatizó que “esta comprensión

debe converger en la equitativa apertura de los mercados a los productos

argentinos, ya que esperamos competir en un mercado mundial sin distorsiones

ni subsidios”.