Inicio / Actualidad / Comunicados

Rodríguez Giavarini: “El mejor escenario para el Mercosur es avanzar en las negociaciones ALCA y Unión Europea”

Lunes 25 de Junio de 2001
Información para la Prensa N°: 
162/2001

 
Información
para la Prensa Nro 162/2001

En
la reunión anual de la Asociación de Bancos, anunció
que el titular del BID, Enrique Iglesias, asesorará al Mercosur
en sus negociaciones comerciales con los Estados Unidos

 

El Canciller Adalberto Rodríguez Giavarini
informó hoy que el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo
(BID), Enrique Iglesias, aceptó ser asesor general del Mercosur
para las negociaciones comerciales que el bloque mantendrá
con los Estados Unidos.

 Rodríguez
Giavarini destacó que con este tipo de iniciativas, el Mercosur
“ganará en consistencia” al tiempo que destacó los avances
para la consolidación del bloque logrados a partir de la última
reunión cumbre que se realizó la semana en Paraguay,
al disertar hoy en la reunión anual de la Asociación
de Bancos de la Argentina (ABA).

 Con
respecto a la inclusión de Iglesias como asesor del Mercosur,
el jefe de la diplomacia argentina, destacó: “Lo que queremos
dar es una señal clara de que el negociador va a ser un hombre
de altísimo nivel intelectual, de altísima exposición
política y conocedor del centro de poder tanto en el Norte
como en el Sur”.

 El
jefe del Palacio San Martín reiteró que “no existe contraposición”
entre las negociaciones que el Mercosur desarrolla con los distintos
bloques, ya sea la Unión Europea como las tendientes a la conformación
del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Sobre
las tratativas que el Mercosur llevará adelante para la constitución
del ALCA, el Canciller destacó la necesidad de “negociar en
bloque una postura única” que permita la inclusión de
todos los sectores –agrícolo-ganadero, energético, industrial,
de servicios- “sin ningún tipo de discriminación”.

El
titular del Palacio San Martín reiteró la vigencia del
principio de “single undertaking” (nada está acordado hasta
que todo está acordado) en las negociaciones con ALCA lo que
impide el inicio de acuerdos sectoriales para la conformación
del acuerdo hemisférico. 

También
destacó la decisión de los países miembros del
Mercosur de dar “prioridad” al bloque para que “en cada escenario
de negociación, se lleve un mensaje que permita satisfacer,
en un esquema de ecuaciones múltiples, la respuesta adecuada
en cada caso” que satisfaga las necesidades de todos sus miembros.

La
relevancia del bloque “no implica que no sea necesario perfeccionarlo”,
explicó el Canciller, quien al respecto destacó la necesidad
de “avanzar en un mayor desarrollo institucional, como en la instauración
de mecanismos de solución de controversias”, de “perfeccionar
el proceso y las instituciones de coordinación macroeconómica”,
y de “aumentar el comercio intrarregional que se encuentra todavía
por debajo de la proporción que exhiben  otros procesos
de integración”.

Rodríguez
Giavarini planteó que la participación del Mercosur
en los distintos procesos comerciales debe tener como “objetivos centrales”
lograr una “mayor fortaleza negociadora”, obtener “el libre acceso
para productos y sectores específicos que enfrentan altas barreras
arancelarias y no arancelarias”.

El
jefe de la diplomacia argentina destacó la importancia del
Mercosur y su establecimiento como “marca registrada” en el continente
gracias a “su fuerte relevancia política y económica
en la región como también su mayor grado de profundización
y armonización de políticas a nivel regional”.

 Tras
señalar que el Mercosur fue “el mayor éxito de la política
exterior de la Argentina en los últimos años”, marcó
la importancia de “profundizarlo” como “fuente de creación
de comercio” y como “red de protección de la democracia”, entre
otros aspectos.

 “La
consolidación de esta etapa regional de integración
nos ha servido para avanzar hacia un estadio superior, que permite
pensar en la creación de un área de libre comercio de
alcance hemisférico y en un acuerdo con la Unión Europea”,
apuntó.

 Rodríguez
Giavarini explicó que para la Argentina “ambos mercados resultan
muy atractivos desde el punto de vista tanto de su tamaño como
del alto grado de desarrollo de algunas de las naciones que lo componen”,
y recordó que los dos bloques juntos “representan el 70 por
ciento del PBI del mundo y más del 50 por ciento del comercio”.

El
Canciller confirmó que “para el Gobierno argentino, no sólo
no se trata de proyectos alternativos sino que son procesos de integración
que se encuentran actualmente en estadios muy diferentes, y que resultan
complementarios e incluso, en ciertos aspectos, convergentes”.

 “El
éxito en ambas negociaciones, en el sentido de lograr una apertura
profunda y equilibrada de los mercados, significará un cambio
fundamental en las oportunidades de inversión y crecimiento
para nuestra región. Esa es la meta que nos ha impulsado a
trabajar confiadamente durante todos estos meses”, puntualizó.

25
de junio de 2001

Contenidos relacionados