Inicio / Destacados

Faurie: "El Grupo de Lima es la prueba de que existe firme solidaridad latinoamericana frente a atropellos y abusos"

El canciller Faurie participó en Brasilia de la XVI Reunión de Cancilleres del Grupo de Lima, dedicada a abordar la situación crítica que vive Venezuela y renovar el compromiso con la restauración de la democracia en ese país.

“Algunos han creado discursos hablando de Patria Grande: si esa unión latinoamericana no existe para defender derechos y vidas de hermanos latinoamericanos cuando están siendo ejecutados, ¡¿cuándo se supone que debe existir?!”, sostuvo el Canciller argentino.

En su discurso, Faurie hizo mención a lo realizado durante su gestión frente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto argentino, al asegurar que “se contribuyó a visibilizar la situación de Venezuela”, y confesó que “es uno de mis mayores orgullos en estos años como canciller haber colaborado para defender la libertad y los derechos humanos de los venezolanos”.

“El Grupo de Lima es parte sustancial de este orgullo que siento: fuimos la primera expresión de la comunidad internacional para trabajar por el restablecimiento democrático en Venezuela. Estuvimos a la vanguardia en denunciar graves violaciones a los derechos humanos, denuncias que luego fueron ratificadas por el informe de la Alta Comisionada (de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet)”, aseveró Faurie.

El jefe de la diplomacia argentina dijo que “el Grupo de Lima debe continuar trabajando porque es portador de la voz más sensata y contundente en favor de la libertad de los venezolanos, y es una verdadera demostración de solidaridad latinoamericana”. Y agregó: “Algunos han creado discursos hablando de Patria Grande: si esa unión latinoamericana no existe para defender derechos y vidas de hermanos latinoamericanos cuando están siendo ejecutados, ¡¿cuándo se supone que debe existir?¡”.

En ese sentido, recordó que el Gobierno Argentino impulsó especialmente el respaldo internacional al Presidente Encargado, Juan Guaidó, además de haber acreditado recientemente a su representante Elisa Trotta como Embajadora en nuestro país. Asimismo, destacó el aporte argentino para facilitar el crítico proceso migratorio, “al recibir a más de 180 mil venezolanos, así como el envío de equipos médicos de Cascos Blancos para la atención de 3.000 personas en la zona fronteriza de Cúcuta, en Colombia”.   Remarcó también el trabajo realizado por la Unidad de Información Financiera para consensuar el listado de personas vinculadas al régimen de Maduro, la remisión del informe a la Corte Penal Internacional -junto a otros países- para denunciar la situación de crímenes de lesa humanidad, que fue acompañado luego por las denuncias de venezolanos residentes en Argentina, víctimas o testigos de violaciones de derechos humanos. 

El Canciller remarcó también que, bajo la presidencia de Mauricio Macri, “el compromiso de la Argentina con una solución pacífica y democrática a la crisis fue y es insoslayable” y subrayó la necesidad de utilizar distintas “herramientas diplomáticas y jurídicas disponibles para presionar sobre el régimen de Nicolás Maduro, como es el caso del TIAR, excluyendo el uso de la fuerza”.

Por último, consideró que “la gravedad de la crisis y las atrocidades cometidas por la dictadura de Maduro no dejan espacio para la neutralidad”, y agregó que “los procesos de diálogo con el régimen terminaron ayudando a Maduro a ganar tiempo”. “Los procesos de diálogo de Oslo o Barbados sólo terminaron en frustración”, manifestó. “El diálogo con Maduro ha resultado inconducente, porque con dictadores que masacran a sus pueblos evidentemente no se puede dialogar”, concluyó.