Argentina preside la UNASUR

Por primera vez, Argentina ejerce el mando de la Unión Suramericana de Naciones (UNASUR), espacio regional de integración cultural, económica, social y política. Desde allí, procurará una integración realista y productiva, respetando la realidad de cada nación.

A diez años de su creación, el 18 de abril pasado, la Argentina asumió la Presidencia Pro Tempore de la Unión Suramericana de Naciones (UNASUR) con el propósito de dar un renovado impulso al objetivo principal de la Organización, esto es, a la construcción de un espacio de integración suramericana.

Desde la Presidencia, la Argentina tendrá a su cargo, entre otras funciones, preparar y presidir las reuniones de los órganos y diferentes instancias de la UNASUR. Asimismo, representará a la Organización en eventos internacionales y presentará el programa anual de actividades. Con respecto a este último punto, el país ya propuso a los otros miembros los lineamientos del plan de acción anual.

Estos lineamientos prevén continuar e intensificar los trabajos del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN) y la iniciativa para la integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), cuyos objetivos son la mejor interconexión e integración física a nivel continental.

Al mismo tiempo, considerando la incidencia de los desastres naturales en la región, se propone dar especial atención a las labores del Grupo de Alto Nivel de Gestión de Desastres, así como a los proyectos energéticos, incluyendo las energías renovables, y a la formación de cadenas de valor productivo con inclusión, impulsando especialmente el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

Otro eje de acción será promover el establecimiento de directrices para políticas de desarrollo social, la elaboración de proyectos piloto de cooperación técnica inter-países y el apoyo para actividades agrícolas y pecuarias que incluyan la perspectiva de la seguridad alimentaria.

En el ámbito del Consejo Suramericano de Defensa, se alentará la consolidación de la región como zona de paz y como modelo internacional de cooperación para la defensa, el fortalecimiento de las medidas de confianza mutua y el intercambio de información. 

Para llevar a cabo todas estas acciones, la Presidencia Pro Tempore Argentina tendrá en cuenta a los demás foros regionales de integración, a efectos de lograr la convergencia y evitar la duplicidad de esfuerzos en idénticas áreas de trabajo.

En definitiva, la Argentina está convencida que los preceptos contenidos en el Preámbulo del Tratado Constitutivo de la UNASUR mantienen su actualidad y validan los esfuerzos propuestos desde su Presidencia en pos de una integración regional realista y productiva.

Cabe recordar, que, además de Argentina, forman parte de la Organización Bolivia; Brasil; Chile; Colombia; Ecuador; Guyana; Paraguay; Perú; Suriname; Uruguay y Venzuela. La Presidencia Pro tempore de la UNASUR es ejercida sucesivamente por cada uno de los Estados Miembros, en orden alfabético y por períodos anuales.